domingo, 25 de marzo de 2012


¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?

En la actualidad, el mundo vive cambiando en todos los sentidos, y nosotros con él. Estamos viviendo en un mundo donde la limitación no es el factor imponente, ya que la tecnología sigue avanzando, brindando así las herramientas necesarias para las expresiones, estilos e ideas estén en todos los lugares del globo terráqueo.
video La tecnología ha innovado todas las ramas del saber, ciencias, comunicación, informática, finanzas, etc. siendo su invasión incontrolable y accesible. Un ejemplo seria la comunicación y la informática. Con la aparición de los teléfonos móviles, los humanos ya no tienen la necesidad de esta inseguros o preocupados de los ocurren en alguna parte del mundo, porque con una sola llamada, conexión o interacción pueden saberlo en segundo. Y ni hablar de la computadora, porque desde su aparición en la década del 80 ha sido el mayor ejemplo de revolución tecnológica, tanto así que es un elemento fundamental en los hogares o viviendas como el televisor o la estufa. Otro campo afectado es la industria y comercio, donde se han creados nuevos mecanismos, aparatos o maquinarias efectivas tanto para el usuario como la empresa, unos ejemplos son los cajeros automáticos, la compra y pago por internet desde tu móvil.

Ahora bien, ¿hacia dónde nos lleva esto? En verdad que nadie sabe, o eso creemos. Estas innovaciones y avances tecnológicos solo avecinan el rumbo de los próximos años, donde la vida humana será, y seguirá siendo, más vanguardia, modificada y renovada. Es tanto así, que los teóricos buscan esclarecer los contextos y espacios en el que viviremos, bosquejos que visualizan una convivencia de tecnología en niveles superiores. Además no podemos olvidar que la tecnología, sociedad y humanidad son conceptos que en estos tiempos no se deben ni pueden separar, ya que si queremos  un progreso social, será unido a la tecnología.
 
Sin embargo, no podemos obviar que esta tecnología,  a la vez que atraído unos avances, también es cierto que ha atraído unas problemáticas sociales. Un ejemplo palpable es la industria, donde la sustitución de la mano de obra por la maquinaria tecnológica ha aumentado el nivel de desempleo. Recientemente, publicaron una noticia donde el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, expresa que gran culpa del alto nivel de desempleo era de la tecnología[1].  Pero a modo personal, no estoy de acuerdo, prefiero llamarlo progreso como manifiesta el articulo.

Pero sin salirnos del tema, debemos entender este avance en dos vertientes: lo negativo y lo positivo. Lo positivo es la facilidad y comodidad que nos dan la tecnología, mientras que lo negativo radica en la manera o uso que se le dé a la tecnológica, es decir como la tecnología nos facilita la vida, a su vez puede generarnos otros problemas.


En conclusión, estoy de acuerdo con todos cambios sociales tecnológicos, ya que gracias a la tecnología nuestras vidas son más fáciles y acomodadas en algunos sectores, pero si nos dejamos llevar, sin saber hacia dónde vamos, ni que suerte nos esperamos, estaremos varado en un camino que no tendrá salida, que no se podrá controlar ¿quizás?. Pero es ahora donde debemos iniciar un plan de protección y cuidado de los sectores sociales como la educación, alimentación, medio ambiente, economía, etc… que garantice un control apropiado y seguro. Para luego no estar realizando cuestionamientos sin fundamentos ni bases. Por eso, debemos preguntarnos
¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario